¿Quieres que te asesoremos?
Image Blog

Diccionario cosmético para elegir cosméticos con cabeza

Si no quieres que el marketing te pase una mala pasada, este post te interesa.

No te vamos a dar una clase de formulación magistral, tranquila. Simplemente vamos a hablar de los principios activos que tienes que conocer a la hora de elegir cosméticos para las diferentes necesidades de la piel.


No hace falta que te contemos que siempre puedes recurrir a nuestro consejo para elegir una crema pero si quieres informarte para tomar tus propias decisiones debes saber unas cuantas cosas.

Está muy de moda “el marketing del miedo”, porque el miedo (aunque no queramos), vende. Muchos laboratorios abogan por el “sin” (sin parabenos, sin tóxicos, no testado en animales…), en vez del “con”. Se aprovechan del desconocimiento de la población para hacer reclamos poco honrados. 

Te hacen creer que como sus productos no llevan parabenos, van a ser más seguros. ¡Error! Los parabenos son unos conservantes ampliamente estudiados, testados y seguros. Te hacen creer que sus cosméticos no contienen tóxicos y dejan en el aire que los de la competencia puede llevarlos. ¡Error! Todos los cosméticos que salen al mercado han tenido que pasar numerosas pruebas y obviamente, por el bien del laboratorio y del consumidor, no contienen sustancias tóxicas. 

¿Cómo no vas a comprar cosmética que no ha testado en pobres e indefensos conejitos? Desde 2013 en Europa y Estados Unidos está prohibido testar en animales. Otro cantar es si compras cosmética china, donde sí testan en animales. Por lo tanto, quédate tranquila porque lo ponga, o no, en la etiqueta tus cosméticos no han sido testados en animales.

Como ves, nos parecía importante escribir un post algo distinto de lo habitual, porque el conocimiento es poder y nosotros queremos que compres desde el conocimiento y no desde el miedo.

Empezamos a hablar de los principios activos que no pueden faltar en una crema si tienes…

¡Stop granitos!

Aunque suene muy a químico, los ácidos son tus aliados. El ácido salicílico reduce la secreción sebácea y favorece la eliminación de marcas post-inflamatorias. Su acción exfoliante acelera la renovación de la piel. El zinc tampoco puede faltar en una crema antiacné gracias a sus propiedades antimicrobianas y seboreguladoras. La gama Biretix o NeoStrata Refine de Cantabria Labs tienen todo lo que necesita una piel acneica.

Arrugas, descolgamiento del óvalo facial… 

La edad, y la gravedad, no perdonan. Ya hablábamos de las virtudes de los retinoides en este post (https://www.martamasi.com/blog/cosmetica_expres/6_medik8-y-sus-tres-pasos.html). Los retinoides han sido de los pocos principios activos que han demostrado revertir el envejecimiento de la piel (aunque milagros, a Lourdes). Si bien son muy efectivos, debes empezar a utilizarlos con cautela para que tu piel se vaya acostumbrando a ellos. Medik8 tiene hasta nueve tipos diferentes de retinoides para que elijas el que mejor se adapte a tu piel. Te lo contamos todo en este post.

Luz, por favor. 

Además de dormir 8 horas y dejar el tabaco tenemos dos aliados eficaces para devolverle la luz a tu piel. La vitamina C y el ácido ferúlico, son los candidatos. Ambos son antioxidantes y trabajan juntos para combatir el estrés oxidativo. El ácido ferúlico es a Sancho, como la vitamina C es a Don quijote. El ácido ferúlico potencia la actividad de la vitamina C.

Si quieres que la vitamina C, aparte de luminosidad, active la producción de colágeno y elastina y trabaje las manchas, búscala en concentraciones mayores del 10%. Ya sabes que los antioxidantes de Skinceuticals son nuestros favoritos.

¡Tengo la piel más seca que el esparto!

Keep calm y dale a tu piel alegría y ceramidas. Las ceramidas son parte estructural de la piel. Son esenciales para mantener la barrera cutánea intacta e impedir que la piel se deshidrate. Lo mejor que le podemos aportar a la piel son ingredientes lo más parecidos posibles a los que forman la piel. Todos los productos de Cerave contienen ceramidas. Las cerradas se suelen combinar con el ácido hialurónico, el perfecto humectante.

Si queremos hilar más fino, deberemos diferenciar entre el ácido hialurónico de bajo peso molecular y alto peso molecular. Lo ideal es que el cosmético contenga los dos porque cada uno tiene una función. El de bajo peso molecular (al ser más pequeño) penetra más profundamente mientras que el de alto peso molecular se queda en la superficie, rellenando las arrugas.

Sabemos que nos hemos dejado millones de principios activos interesantes y problemas de la piel. Esto solo ha querido ser una pincelada (y el inicio de una saga) para ayudarte a elegir tus cosméticos con cabeza.

Si te ha gustado el post y quieres que profundicemos en alguna parte, déjanoslo escrito en comentarios. ¡Tus deseos son órdenes para nosotros!

Paloma Sastrón (@star_farma)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.