¿Quieres que te asesoremos?
Image Blog

El cosmético todoterreno que necesitas este verano: el aceite corporal y capilar de Sehaqui.

Te lo contamos todo sobre el oro líquido de Marruecos.

Los aceites en cosmética están pegando fuerte. No solo para pieles secas sino para todo tipo de pieles.

Los aceites, tengan el origen que tengan, son unos emolientes excepcionales, ya que impiden que los lípidos que forman nuestro manto hidrolipídico, se pierdan. Si nuestra piel está formada por lípidos y agua le tendremos que aportar lo mismo. ¡Repite conmigo: las grasas son buenas! Han estado tanto tiempo denostadas que todavía nos cuesta aceptarlas.

Su utilidad es tal que los aceites se usan hasta para desmaquillar. Si nos lo llegan a decir hace unos años ni nos lo creemos. A día de hoy la doble limpieza es el último grito en cosmética. Es cierto que no todos los aceites son recomendables para todos los tipos de piel, pero la ventaja del aceite de argán frente a otros aceites es su rápida absorción y su tacto seco. Por eso, vamos a hablar en profundidad de este aceite en el post de hoy.

Hablemos de Sehaqui.

Antes de meternos de lleno a contarte las maravillas que puede hacer por ti el aceite de Sehaqui vamos a conocer un poco mejor la marca.

Ghita Sehaqui, farmacéutica de origen marroquí y sevillana de adopción, ha querido acercarnos las bondades del aceite de Argán de su tierra. Guita empezó a darse cuenta de las bondades de este aceite cuando gente de Sevilla le encargaba que le trajese aceite de argán de sus viajes a Marruecos.

Ghita, mientras trabajaba de adjunta en una farmacia de Sevilla empezó a fantasear con la idea de crear una línea de cosmética natural basada en este aceite. Con mucho trabajo y empeño, su sueño se iba volviendo realidad. A día de hoy tiene disponibles 14 productos de cosmética natural, bajo su marca Sehaqui. 

Argán, oro líquido.

El aceite de argán se obtiene de los frutos del árbol de argán, autóctono de Marruecos. Es un árbol que crece en las zonas áridas del país en condiciones de extrema sequedad: sin agua y con temperaturas que pueden llegar a los 50ºC. ¿No te parece una paradoja que aunque el árbol de argán viva en plena sequedad sirva para aliviar la sequedad de la piel?

Una vez recolectado el fruto, se separa la almendra de la nuez (su revestimiento) de donde se extrae el aceite de argán. Supongo que ya sabrás que la mejor forma de extraer cualquier aceite y obtener una pureza alta de principios activos, es la extracción por presión en frío. Sin disolventes ni altas temperaturas.

El aceite de argán está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, como el ácido oleico, ácido linoleico, ácido alfa-linolénico, ácido gamma-linolénico y ácido araquidónico. También posee vitaminas liposolubles como la vitamina E, esteroles vegetales o fitosteroles y beta-carotenos (precursores de la vitamina A).

Muchos grupos de investigación están estudiando su capacidad regeneradora y antiedad para aplicarlo en terapia oncológica.

No todos los aceites de argán son iguales, ni mucho menos. 

Puede suceder que a las cabras que conviven alrededor de este árbol les pueda apetecer comerse algún fruto. Y acto seguido, lo vomiten o lo defequen. Si los laboratorios quieren recolectar la máxima cantidad de frutos posibles, deberán recurrir a procesos de desodorización para eliminar malos olores. En este proceso se pierden muchos ácidos grasos, se pierde calidad y el precio disminuye. 

Tu compañero de verano, el aceite nutritivo corporal y capilar de Sehaqui.

¿Por qué el Aceite Nutritivo Corporal/Capilar de Sehaqui va a ser tu amor de verano? Porque es el reparador perfecto de tu piel y tú pelo después del sol. Aunque protejamos nuestra piel del sol con protectores solares, la radiación solar seca y daña nuestra piel. La sal, la arena y el cloro tampoco ayudan.

Este aceite se ha formulado con 6 tipos distintos de aceites vegetales: aceite de argán, aceite de almendras dulces, aceite de girasol, aceite de jojoba, aceite de macadamia y aceite de sésamo. Su tacto seco hace que nos podamos vestir inmediatamente después de aplicarlo y su aroma con notas de jazmín, nardo y sándalo nos deleitará durante todo el verano.

Por último, con este aceite no necesitarás llenar tu maleta de cosméticos, ya que sirve para hidratar la piel y devolverle el brillo al cabello. Sus 100 ml lo hacen perfecto para volar contigo donde tú quieras ir.

Estamos seguras que este no va ser solo un capricho de verano y que una vez que pruebes el Aceite Nutritivo Corporal/Capilar de Sehaqui, pasará a formar parte de tu armario cosmético habitual.

¿Lo has probado? ¿Qué te parece?

Paloma Sastrón(@star_farma)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.