¿Quieres que te asesoremos?
Image Blog

La mascarilla que quieren todas las farmacéuticas, es de Marta Masi.

Sentirse bien con uno mismo a través de la belleza, es posible. Regalar belleza para que nuestros seres queridos se vean y se sientan bien. ¿Qué hay mejor que sentirse bien con uno mismo? Parece una frase hecha pero… párate un momento a pensar: ¿estás a gusto con el 100 % de ti? Casi siempre hay algún “pero” rondándonos por la cabeza.

A Marta le encanta la cosmética y siempre que puede regala belleza, por eso decidió lanzarse a la aventura de crear su línea de productos cosméticos. No solo ha sido una investigación en encontrar el producto adecuado o los principios activos, para nada.

Ha resultado ser un viaje mucho más apasionante: superar miedos, olvidarse del qué dirán, fijarse un reto, plantarle cara a la incertidumbre… ¿Gustará o no gustará? No ha gustado, ha sido un éxito. ¿Por qué? Porque Marta ha sabido trasmitir su emoción y su pasión, contándonos una historia. Las personas no recuerdan datos, recuerdan historias y más con los tiempos que corren, que nos sale la información por las orejas.

Quien conozca un poco a Marta, sabe que es pura energía. Rebosa emoción por los poros (que ya sabemos que ni se abren ni se cierran) y no lo esconde. Por eso más que nadie, necesita su momento de calma. De ahí, que el primer producto de su línea, sea una mascarilla. No es una mascarilla en gel o crema, que te la puedes aplicar y seguir haciendo cosas por casa. Es una mascarilla impregnada en un velo, que te obliga a parar y tumbarte (para que no se te caiga).

Aunque nos parezca poco, el día tiene 24 horas y muchas veces nos es imposible sacar 15 minutos para nosotros mismos. No nos damos cuenta que debemos sentirnos bien con nosotros mismos para poder dar lo mejor de nosotros a los demás.

¿Por qué una mascarilla? Para parar y dedicarte unos minutos a ti, ya lo hemos dicho. Pero no se queda ahí la cosa. Una piel hidratada es la base para que los cosméticos que vengan después, penetren y actúen de la mejor manera posible.

No nos vamos a detener mucho en su composición porque estarás harta de oír las maravillas del ácido hialurónico. Estoy segura que ya sabes que es un hidratante fantástico, ya que retiene la humedad aportando jugosidad a la piel. A lo mejor, el extracto de la semilla de quinoa te suena un poco más a chino. Este ingrediente produce un efecto tensor inmediato en la piel. Resultado: después de 15 minutos notarás tu piel más relajada, con menos líneas de expresión y mucho más hidratada. 

Marta podría haber empezado la casa por el tejado, sacando un sérum como primer producto de su línea. Hubiese sido como contarte el final de una película antes de empezar a verla, y a nadie le gustan los spoilers. Cada cosa a su tiempo, esto no ha hecho nada más que empezar. Empezamos por DO, seguimos por RE y quién sabe como acabará esta melodía.

Déjame que te cuente un dato curioso que seguramente no sepas: Marta Masi ha sido la primera farmacéutica en sacar una mascarilla de velo en España. Y pensarás… ¿si las mascarillas de velo no son nuevas? No, no lo son, pero son importadas. Consumimos marcas cosméticas francesas y coreanas a discreción, pero no debemos olvidar de donde somos. En España tenemos marcas cosméticas innovadoras “100 % made in Spain” como 5punto5 o Delapiel con formulaciones punteras, que merecen nuestro reconocimiento y apoyo.

Por último, solo te digo que en 15 días se han vendido 240 mascarillas, ¡a qué esperas a probar la tuya!

 Paloma Sastrón(@star_farma)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.